Amanecer sobre tu piel

He visto amanecer sobre tu piel
y no quiero otro paisaje.
 
He sentido tu mano fresca
sobre mi frente de fuego
y no quiero otra medicina.
 
He oído tu voz
y solo siento tu música.
 
He sentido el perfume de tus ojos
y no anhelo romero, ni menta, ni albahaca.
 
He probado tu cuerpo
solo silencio y tu cuerpo
solo esto deseo.