¿Vendrás a visitarme?

¿Vendrás a visitarme?
Hay un territorio donde la vida se desarrolla
silenciosamente
que no tiene marcas, ni señales de advertencia.
La luz reflejada en un espejo es la única señal
distorsionada
que nos ayuda a proponer el siguiente paso.

¿Vendrás a visitarme?
Para que vuelva el recuerdo
nítido
la sombra de mi cuerpo con el sol a mis espaldas.

Persigo un futuro que me sea al menos amable
luminoso
la promesa latente de que el tramo final sea de arena blanca junto al mar.

¿Vendrás a visitarme?
Hay un territorio inhóspito,
tu cuerpo
que no tiene apenas señales de mi paso
ni la silueta recortada de mis besos en tus labios
ni aguarda un futuro azul intenso, marino
transparente
como lo eran mis manos cuando sujetaban las pompas que juntos construíamos
¡tan meticulosamente!
dos escultores tras la forma más liviana
la nada recubierta de luz.

¿Vendrás a visitarme?
a esta prisión de silencio donde habito
mudo
las palabras huidas, esparcidas sin sentido en miles de hojas de papel
¿me traerás al menos una promesa reconfortante?
tus ojos limpios para que yo pueda modelar el caos en mi poema
componer de nuevo un verso perfecto
que te reviva.

Compra mi libro Arquitectura Interior https://go.hotmart.com/Y41337521M