Nieve

Viendo nevar tras la ventana
 pienso en cada muerte diaria
 la tarde que mide la distancia entre la luz y la oscuridad
 el deseo de dormir
 las palabras que van perdiendo fuerza.

 Luego reconstruirme
 decorar la estancia
 poner las cosas en su sitio
 resucitar antes de que el sol encuentre el camino.

 Cada palabra es bálsamo
 escrita como si se extendiera por la piel,
 además el viento
 siempre el viento
 como un recuerdo antiguo
 un temblor inexplicable.

 En cada verso una medida que se acopla.

 Mirando nevar tras la ventana
 no sé si podre seguir siendo ave fénix
 o simplemente me refugiaré entre tus brazos
 y dejaré que la distancia se acorte
 hasta que seamos uno.
Anuncios