Canción para no tener miedo

Hay que pasar la línea
dejarla atrás.
 
Cada día merezco una luz nueva
una voz que me ayude a romper el límite
cada día merezco una luz
que no me acostumbre.
 
Hay que pasar la línea oscura del tedio
dejarla atrás.
 
Cada día merezco un beso nuevo
una mirada que no me marque la senda
que no me silencie
cada día merezco un beso.
 
Hay que pasar la línea que nos circunscribe
dejarla atrás.
 
Cada día merezco un agua nueva
una mano que me empuje
que no me detenga
cada día merezco agua.
 
Hay que pasar la línea
la soga invisible que nos han contado
la dulce rosquilla que nos amansa
la música entera que nos derraman
repetida, repetible.
 
Cada día merezco una voz nueva
una palabra, una revolución que me atrape
que me libere
cada día merezco tu voz
que me llama valiente a pasar la línea
que me exige y me hace hermoso, atractivo, gallardo
que me empuja y me alienta
que me quiere y me enseña
que me advierte
y no tengo miedo
no tengo miedo
no tengo miedo
tengo una luz que me ilumina
tengo un beso que me calma
y tengo tu agua
tu mano que me apoya
y tengo tu voz  que me lleva al deseo
y no tengo miedo
 
Recitado