Otro lado

De entre todas las cosas que hago

la que más me gusta es distraerme

perder el hilo

saltar mentalmente hasta que no hay ya salto posible porque todo es blanco.

 

De entre todas las cosas que hago

la  que menos me gusta es pasar miedo

perderme en una pelea.

 

Por las noches sueño con violentas peleas

golpeo

doy patadas

a veces empuño un arma con la que disparo a bocajarro y mato.

 

La oscuridad está siempre ahí

tan dispuesta como sea necesario para que no me distraiga

y me busca la espalda por la noche

y por eso duermo poco

porque no le quiero dar ventaja

permitir que me llene la cabeza de sangre y huesos rotos

que esparza por el aire el olor de la ira desatada, sin sentido

la sensación de que se abre la carne y se quiebran los cuerpos.

 

Cada minuto que duermo le doy una oportunidad y no quiero

cada minuto que estoy despierto, vigilante,

sé que no tiene posibilidades

y a pesar del esfuerzo

el cansancio perpetuo

la somnolencia

me gusta la vigilia distraída, en blanco.

 

A veces me despierto sobresaltado

acabo de matar a alguien

sangre fría

en una ejecución reglada

que cuadra las cuentas del otro lado

o quizá sea al revés y es la cotidianidad la que cuadra el balance

la que me permite dejar mi saldo a cero.

 

Recuerdo haberme dormido bajo los efectos de la anestesia y despertarme limpio

sin necesidad de haber ajustado cuentas con la oscuridad

Recuerdo sentirme en paz

creo que en un estado feliz

y sé que son las drogas las que tienen el poder sobre la sangre y no yo mismo.

 

De entre todas las cosas que hago

hay más de las que yo deseo

que son inconfesables.

Siempre temo que terminen ganado la batalla.

Mis libros en Amazon

 

Anuncios