La carne sola no vale (apuntes de escultura)

La carne sola no vale
la piel
los huesos
la sangre entera no vale.

Hay más en el espacio que no separa
el mismo que nos une;
la distancia entre los cuerpos no basta.

Los ojos solos no bastan
las manos
los dedos
el mismo aire que respiramos, no vale
no explica lo que siento
el silencio de tus pies
de tus pasos en mi habitación
donde no andas.

Hay más vida en la ausencia
en el hueco que queda entre cada hora sin ti
en el deseo mismo
en la misma espera
que entre tus dedos y los míos enlazados.

El cuerpo no lo explica todo
lo enmarca
pero su ausencia lo define
rotundamente.

Mis libros en Amazon
Anuncios