Cicatrices

No salimos indemnes de los besos
ni del silencio
no salimos intactos de los cuerpos
todo nos deja un rastro
una huella indeleble en el alma
en el mismo centro.
 
No salimos indemnes de los versos
ni salimos ilesos de los juegos
ni de vivir
las palabras hilvanadas, ensartadas.
 
No salimos indemnes del deseo
la espera ansiosa de ti
de tus ojos pequeños
la ausencia de la luz en el costado.
 
No salimos indemnes de los besos
los labios, la lengua, el deseo, la vida
todo nos marca
cada verso es una cicatriz
cada palabra.