Arquitectura

Mido la distancia entre tus labios y mi hombro
solamente un segundo.

Calculo el espacio que queda en tu mano
el hueco cóncavo de tu palma sobre mi pecho
volumen de aire que hemos respirado
juntos.

Recorro la línea que forma tu espalda en mi horizonte.

La perspectiva de un viaje sobre tu piel
me lleva a una vida distinta que se teje de pequeños nudos
marineros.

Cubico los besos que nos quedan pendientes
la reserva de caricias
todas, creo que todas las miradas que surcaran el espacio entre nosotros
para unirnos íntimamente
mezclarnos.

Descuento el tiempo perdido
cada instante que dedicamos al uno sin el otro
las estancias en las que no habitamos
juntos,
los enmarañados caminos que tuvimos que recorrer para cada reencuentro.

Me siento arquitecto que inventa un concepto nuevo
y trazo la línea de lo que falta,
el vacío, la ausencia que deja en el espacio el sentimiento
inmenso de ser uno.

Mis libros en Amazon