La luz

Muevo el tiempo en mi cabeza
a la velocidad de la luz.
¡Tan rápido!
Las cosas que han de pasar, las que son inevitables
todo el futuro moviéndose hacia mi
mientras mis pies buscan el acero funámbulo
por donde camino.
Envidio a los físicos que aceleran partículas.
Choque  infinitésimo que produce el origen
el verdadero comienzo, la luz primigenia.
Muevo la luz en mi cabeza
a la velocidad de las ideas
los deseos lanzados al cosmos
y los códigos que cifran la verdad.
Un instante de colisión que me permita ver luz
a la velocidad del deseo.

Mis libros en Amazon

Haz un comentario