Verano

Después me vine aquí
me senté sobre la hierba esquilmada
y apoyándome la espalda en el tronco de un roble
cerré los ojos.
Te miro caminar
marcar la huella de tus pasos
de tus pies delicados en el hielo estelar
y siento no poder seguirte, sentado entre la hierba seca
apoyado en un tronco amable.
Quizá exista un futuro luminoso
para mi.
Ahora la luz se me escapa entre los ojos entreabiertos
los dedos
y siento no poder amarte desde aquí
tumbado sobre la hojarasca
dormido.
40.744857-3.794316

Un comentario sobre “Verano

Haz un comentario