Pánico

Vivo en una casa de papel
apenas separado de la furia
levemente protegido del grito
del espanto
de la guerra.
Vivo bajo un techo transparente que no me protege
y oigo los ruidos exteriores
cada una de las razones falsas, falseadas, repetidas
cada bomba que silba hacia un objetivo lejano
cada ceguera que implanta un criterio.
Vivo en una casa de papel
asustado, encogido, poco más o menos, acurrucado
oyendo los tambores de marcha
los engranajes poderosos
el choque metálico, chirriante.
Nada me protege, ni siquiera cerrar los ojos
en mi casa de papel traspasada,
aniquilada, registrada, violentada, mentida, abusada, destruida.
40.744857-3.794316