Copla XVIII

Estuve tan cerca
tan cerca de ella
que viendo sus ojos
casi me muero
me traga la tierra.
No hay más
nada más.
El viento se aleja y se lleva las penas
No hay más
nada más.
No quiera la tierra que todo se pierda
la luz de sus ojos
las noches en vela
y el roce que quema
una piel que recuerda
las cosas que pasan si quieres quererla.
No hay más
nada más.
Repiten los truenos
los truenos que rompen
la paz que no llega.
No hay más
nada más.
Quisiera no verla
quererla quisiera
romper con mis manos los lazos
la tierra
el viento que dice
que nada me espera.