Esperanza

Me he arrancado los ojos
los párpados que los cubrían.
La oquedad queda
las cuencas dibujan la calavera.
 
Oigo que vienes
siento tu leve presencia, el olor sutil
la mirada horrorizada.
 
Llueve por la tarde con un estilo tropical
en la meseta.
 
Y yo sin ojos, espero tu lástima
tus lágrimas derramadas, tropicales
tu mirada incrédula, las manos que me acaricien
la insigne calavera.