Al galope

Debería haberme escandalizado
poner el grito en el cielo
bramar por la justicia.
Debería haber impedido la huida
haber tirado del hilo fuertemente
haberlo asido como una enorme estatua de bronce o hierro permanece
debería haber podido detenerlo
al menos un instante que permitiera un beso.
Me subo a lomos del dolor para irme rápido de la batalla
galopo desnudo entre los árboles, las jaras
huyo como alma que el diablo rapta
avergonzado, herido
sumiso.
Y ahora, desterrado, recojo de entre la tierra los cristales
los ínfimos mensajes que me han quedado
los recuerdos
mientras mi mano se desmaya.
40.744857-3.794316