Plomo en las alas

Esperaba que vinieras
agazapado, escondido en la sombra.
Esperaba que aparecieras
me rescataras de la noche, de las sombras.
Esperaba
y la noche se fue haciendo oscura
densa.
Esperaba volar
pero mis pies se hundieron en la bruma
plomo en las alas.
Luego las luces se hicieron tenues
y poco a poco perdí la esperanza de oírte
de volar.
¡Me pesa tanto la noche!
Hay un lugar intermedio, fractal
un lugar abierto en medio de la pradera
pero no sé como llegar
no sé
por eso desgrano los minutos aquí en silencio
con plomo en las alas
y deseo el instante de la luz.
La vida se me revela
amarga.
La noche al menos me acuna y si no llegas
y si no vienes
soñare que vuelo.
Plomo en las alas.
40.744857-3.794316