Antes de decidir

A punto de abandonar la navegación
me refugio en la soledad y el silencio
en un retiro íntimo que busca mi ave fénix
y encuentra trozos de luz escondidos entre la arena
hilos de palabras que no han llegado a ser nada
y deambulan solitariamente por otros caminos.

Todos los miedos están ahora sentados conmigo
en un círculo como pintado de negro de humo
todas mis armas, veintisiete puñales,
al alcance solo de mi mano inerte
todas la horas detrás
en una hilera que se pierde.

Mi nombre es duda y soy alcohólico
llevo meses sin beber y necesito al menos un abrazo
una mano que me saque del círculo
una insignia que me recuerde que cada día venzo al miedo
un matiz de titanio que ilumine la estancia
donde me refugio en la soledad y el silencio
aquí donde la luz son cristales en la arena
y la palabra se ausenta.
Anuncios