Tuareg

A veces me falta el aire
como si viviera dentro de una botella cerrada
pero es mi corazón el que falla
dueño de un latido impotente
A veces me falta el aire
por eso recorro con los dedos tu piel
como un tuareg buscando agua
paciente, delicado
A veces me falta el aire.
Si me faltaras tú
¿para que querría cualquier latido,
un oasis que no fuera tu regazo?
así espero entonces el siguiente aliento
el pálpito necesario
la bocanada que inicie el futuro
una caricia más.