Un año más

He contado las piedras una a una
cada minuto, cada hora, cada día
ensartando las cuentas en el hilo del tiempo
la luz que enhebra la vida.
 
El tiempo no es nada si descuentas el tedio
las piedras romas
por eso busco cristales de colores
a ti entre los guijarros
el espacio entre tus labios
el silencio que te ofrezco.
 
He recontado los cristales entre las horas
los colores por minuto, por año
los días resplandecientes
las sombras que produce tu pelo.
 
La vida no es nada si descuentas el espacio
la distancia aparente
por eso te busco bajo las sábanas
presencia que sana
la voz que deseo.