Me queda el deseo

Me he quedado la sensación de tu cuerpo en mis dedos
el olor que desprendes
la luz recogida en cada abrazo que nos dimos.
Me he quedado un tesoro de ti
y todo el silencio
las palabras que no dije
por miedo
por miedo
por miedo.
Me he quedado solamente con el deseo
ser más de lo que soy
sin miedo
sin miedo
sin miedo
mis manos en tu espalda.
 

Haz un comentario