Piel de mariposa

Tu piel de mariposa tantas veces dibujada
por mis dedos
recortada contra la luz, contra las sombras
en blanco y negro
tu piel de mariposa que me llama
adentro
me reclama tan despacio como es capaz
tu piel de mariposa es solo una línea
un ancla, una caja, una sorpresa
y nada, al final nada, solo polvo.