La piel del asfalto

Si levanto la piel del asfalto

me encuentro la vida latiendo

la tierra espléndida

caliente

el recuerdo luminoso

el sonido que reconforta.

Debajo de la piel siempre hay un latido

un hueco diminuto

un momento para sentir tantos cristales como podamos desear.

Debajo de la piel estamos tan solo nosotros

deseando que otro

levante

la piel del asfalto


Mis libros en Amazon