Crowdfunding

Hace bastantes años me paré en un semáforo del barrio de Vallecas y en ese momento se me acercó un hombre con aspecto desarrapado y tocándome en la ventanilla me pidió dinero; negué con la cabeza y él me espetó la conocida frase «es mejor pedir que robar…» y acto seguido remató, «…pero a mi me están entrando unas ganas de robar que te cagas». A pesar de la amenaza, la verdad es que me hizo gracia y bien por lo uno o por lo otro, le terminé dando unas monedas.

Ahora me veo yo en una tesitura semejante, la de pediros dinero para poder editar mi próximo libro Arquitectura interior y preferiría no robar. En realidad necesito dinero y apoyo, o mejor expresado: necesito apoyo que se materialice, se haga carne en aportaciones económicas al proyecto y para ello he empezado una campaña de crowdfunding en Arquitectura Interior  para ver si soy capaz de recoger los 2.000€ que va a costar aproximadamente pagar un profesional del diseño y hacer una presentación decente del libro.

Esta vez el libro va a tener poesías y dibujos. Con esta fórmula espero ampliar el valor que el propio libro tiene como objeto y conseguir que quien lo adquiera encuentre en él inspiración y belleza. ¡Ahí es nada! y necesito que al menos me aportes 15€ o más, depende de tus posibilidades y de la recompensa que quieras obtener. Comprar poesía no es habitual y menos de un poeta desconocido y por eso esta campaña pretende medir la difusión que un libro de poesía outsider es capaz de recabar. Bueno, y quizá no puedas o no quieras aportar dinero, pero conoces a alguien que sí le pueda interesar, por favor comparte esta entrada, envía un correo a esa persona algo antigua que aun encuentra consuelo o disfrute en leer poesía y te lo agradeceré.