De Estambúl a Göreme

Dejamos Estambúl con la sensación de humedad y de calor. Ha llovido durante la mañana y estamos pegajosos y cansados.

Llegamos a la estación de Haydarpasa en el lado asiático de la ciudad y aguardamos pacientemente que preparen el tren. Karadolu Expressi es el nombre de un tren moderno y cómodo que por 15 euros nos llevará hasta Ankara en cómodas literas durante la noche. Aire acondicionado y un vagón restaurante que por otros 9 euros te da una cena mucho más que aceptable, completan un cómodo viaje hacia Anatolia. Es la primera noche que a las cinco de la mañana no nos despierta la invitación a la oración. Alá es grande.

No hemos parado en Ankara. Se ve una ciudad moderna con edificios oficiales, embajadas y grandes avenidas, pero no nos interesa.

Un coche alquilado nos ayudará a recorrer los 300 Km que discurren por aceptables carreteras entre campos que nos recuerdan a Castilla, vendedores de melones y restaurantes de carretera donde el té y el pan recién hecho es gratis y la amabilidad es un regalo que se agradece.

Nevsehir es una ciudad mediana y poco interesante que sin embargo abre las puertas de la cappadocia. Göreme es el centro de un mundo mágico, donde dicen que las hadas vivieron con los hombres. Produce melancolía pensar por qué se fueron las hadas.

38.64874934.836201