Sencillez

Resulta necesario volver de vez en cuando a una cierta sencillez o simplicidad. Recordar que nos cubrimos de demasiadas cosas, que nos acorazamos y no somos capaces de encontrar cierta cantidad de sinceridad interna, de honestidad con nosotros mismos. Mucho rollo, ya sé, pero viene a cuento ahora que mi hija anda lejos de mi y me conviene recordar qué es lo básico y qué lo accesorio, lo que no nos define y no nos ayuda.

Me la pasó Pedro la semana pasada. Es la muy conocida Somwhere over the Rainbow, cantada por Israel «IZ» Kamakawiwoʻole un enorme hawaiano que con su pequeño eukelele y su voz nos ayuda en estas tareas.
Por si os interesa oírle en su versión más ligera. Aquí

Anuncios