Qui prodest

La frase, hoy convertida en latinajo, se atribuye al censor Lucio Casio Longino Ravilla y se refiere a lo esclarecedor que puede resultar preguntarse por los beneficiarios de un hecho para saber quién lo ejecutó. Principalmente si es un crimen.

Veo lo que pasa en mi país, las medidas del gobierno con el pretexto de sacarnos de la crisis, la expulsión de Garzón de la Audiencia Nacional, el curso de los procesos que persiguen a los sinvergüenzas de la derecha española y no puedo menos que evocar Medea:

cui prodest scelus, is fecit

y preguntarme por los beneficiarios de la situación. Debemos preguntarnos y empezar a pensar en hacer algo.

40.744857-3.794316