Salsa holandesa

La salsa holandesa tiene tantas recetas como la paella valenciana. Yo la mejor que he probado lo fue en Alemania, así que posiblemente no fuera la receta original. Después lo he intentado un par de veces sin que los resultados alcanzaran la nota media adecuada y por fin, este fin de semana pasado, a colación de una fondue de carne y pollo para homenajear a la familia Gligorijevic que vino a visitarnos, me decidí a intentarlo. Esta vez con éxito.
Usé aproximadamente 150 gr de mantequilla, medio limón, las yemas de 3 huevos, sal y pimienta.
En una cazuela puse a fuego muy, muy lento la mantequilla y la fui deshaciendo hasta conseguir que estuviera líquida sin haber cocido y le añadí el jugo del limón. En otra cazuela puse una cucharada de agua y las tres yemas que fui batiendo sobre la placa templada hasta conseguir espesarlas, con un poco de sal. Una vez espesas fui añadiendo la mantequilla desleída, muy poco a poco, al estilo de la mayonesa hecha a mano y ligando bien todo hasta conseguir una salsa muy trabaja y consistente a la que terminé espolvoreando tres pimientas recién molidas.
Acompaña perfectamente a una carne y también a los espárragos.

Compartir :

Haz un comentario