El debate político

Es una pena que ante la disyuntiva de  desmontar mis falaces argumentos o usar el insulto, haya elegido lo segundo. Haciendo lo primero habría puesto en evidencia que tipo de persona soy yo; haciendo lo segundo ha dejado claro que tipo de persona es usted.