Estentor

Dicen los griegos que había un hombre llamado Estentor, que tenía la capacidad de gritar con todos sus pulmones, pero los dioses lo mataron, Hermes más concretamente. Ahora nadie puede dar gritos estentóreos y es una pena porque hay cosas que claman al cielo.