Ajuste de cuentas

De vez en cuando aparece un cadáver en «extrañas circunstancias» y la policía transmite a las agencias que «posiblemente se trate de un ajuste de cuentas». La frase tranquiliza porque los vecinos piensan, si se matan entre ellos, mejor. Son fantásticas esas películas de Chicago en el que las mafias rivales organizaban una balacera montados en preciosos Ford a base de metralleta con medio cuerpo fuera del coche. La modernidad nos trae los mismos sistemas de resolución de conflictos en las modernas pandillas o bandas, incluso ETA ha dado más de una alegría a sus enemigos cuando ha «ajusticiado» a alguno de los suyos como Pertur o Yoyes. Los ajustes de cuentas son siempre bien vistos por los enemigos del grupo rival.

Hoy el diario El Mundo ha sacado un cadáver del PP a la calle; posiblemente se trate de un ajuste de cuentas.