La mosca detrás de la oreja

Por segunda vez en poco tiempo un buen amigo, en cuyo criterio confio, me dice que las protestas contra Bolonia son un error de los jóvenes, y en este caso me apunta que parte de la animación corifea proviene de los sectores más inmovilistas del profesorado. Como ellos están en la Universidad y conocen bien el tema, les creo. Me queda la duda, no puedo negarlo y muy posiblemente sea una duda de tipo generacional, global y sin fundamentos. Lo que antes se llamaba «la mosca detrás de la oreja»