Pasaporte

Me voy a Italia y a Serbia de vacaciones y he descubierto que mi pasaporte ha caducado hace unos meses. Manos a la obra, hay que renovar el asunto. Entro en la web del ministerio del interior, de allí paso a la de la policía y en un simple clic me planto en la opción Pasaporte–> dónde obtener el pasaporte. Hasta aquí la cosa iba bien, aunque este último clic no me concede lo prometido y sin embargo me lleva a una hoja muy farragosa sobre las clases y requisitos. Bueno, no esperaba menos de una web oficial. Rebusco y encuentro un nuevo enlace me lleva a un listado de comisarías entre el que encuentro:

Oficina de Pasaportes de Alcobendas Dirección:
Av. de España, 52
28100 – Alcobendas
(Madrid)
Tel.: 916592071
(Horario: De lunes a viernes de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00. HORARIO DE VERANO: en agosto, de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00)
Cojonudo, son las 7 de la mañana, esperaré a las nueve y llamo para informarme. Llamo a las 9 y comunica, a las 9:30, a las 10, a las 11… siempre comunica. Lo intento a las 14 horas y no comunica pero me cuelgan, sigo intentándolo cada media hora hasta que me decido a ir a la comisaría que se encuentra a casi 50 Km.

En la puerta un aguerrido y aburrido policía que en vez de buscar malos me dice educadamente:

¿Qué desea?

Sacarme el pasaporte, respondo.

¿Tiene cita?

No, con algo de sorpresa e intentando recordar si entre todo el barullo leído en Internet mencionaba algo de la cita.

Pues llame al teléfono 902.24.73.64 o entre en la web www.citapreviadni.es y le darán cita.

¿Le corre prisa?

Pues sí, para que nos vamos a engañar.

Entonces es inútil, le van a dar cita para septiembre u octubre. Si tiene prisa tiene que venir aquí prontito, a eso de las 8 de la mañana y lo más seguro es que le den cita para ese mismo día.

No se si mearme de la risa, cagarme en el sistema o gritar Gora ETA para dar por culo en semejante templo de la españolidad. Opto por preguntar con cierta ironía: ¿Porqué no cogen el teléfono de la comisaría? Si me lo hubieran dicho en alguna de las cientos de llamadas que he realizado hoy, me habría ahorrado 100 Km y un cabreo.

Es que hay mucha gente nueva -responde sin titubear- y de todas maneras las de documentación, señalando con el dedo gordo en forma de autoestopista sobre el hombro, no contestan nunca.

¡Pues vaya mierda! le digo y se respinga un poquito en la silla.

Ya, es lo que hay.

Y pienso yo, es lo que no hay, no hay vergüenza, no hay administración, no hay seriedad y sobre todo no hay cojones para cambiar esta situación.

Me meto en el coche y se enciende la radio. Están Zapatero y Rajoy en el congreso hablando de la crisis económica, del paro y mientras oigo las melonadas que se dicen, se me ocurren varios cientos de miles de maneras de mejorar la situación, entre las que está tener más personal administrativo en las comisarías de policía, incluso algunos de ellos con la noble tarea de contestar a los ciudadanos.

Se me va pasando el cabreo y llego a casa con el firme convencimiento de que será imposible conseguir la cita sin madrugar. Llamo al teléfono que en forma de tirita de estas que ponen las rumanas para cuidar niños, me ha pasado el poli y me sale una voz autómata que me va indicando las teclas que puedo pulsar. Si es DNI pulse 1, si es renovación, 2 si es…. y de pronto me pide: Diga la ciudad donde va a renovar….

Madrid

Diga la ciudad donde va a renovar….

MADRID

Diga la ciudad donde va a renovar….

JODER, MADRID O BURGOS O DONDE COÑO SEA, pulso el 1, digo Murcia, pulso el 28, digo Jaén…

Diga la ciudad donde va a renovar….

Mi hija se ríe, Raquel lo intenta en perfecto español de alfabetización tradicional, pronunciando la d final con esqusitez… A los diez minutos desistimos.

Nos queda la web. No es fácil y el navegador nos indica que la página es potencialmente peligrosa, pero con cierta habilidad aprendida en mis años de profesión consigo una cita para renovar DNI+Pasaporte; si, ya sé que lo del DNI no era el objetivo, pero no hay opción, o renovar el DNI o el DNI+pasaporte. Pues vale, me doy por vencido.

Tengo cita el próximo 23 de julio.

Compartir