Teléfono

¿Nerea?

Sí, dime…

Soy Tomás.

Si, ya sé, te he conocido la voz, ¿qué tal? ¿cómo es que me llamas?

No lo sé, era una necesidad, un deseo.

¿Te pasa algo?

Nada, no me pasa nada. Es eso.