Entretiempo

Sólo un instante entre mi vuelta de Alemania y mi viaje a Cataluña de mañana. Las alemanas tienen las manos muy grandes. Y sí, ya sé que no es científico, pero es mi observación más interesante de estos días. Bueno y que la sopa Goulash es un plato superior que tengo que intentar.

Haz un comentario