Ahorro energético

Andamos de obras en casa. Estamos cambiando calefacción eléctrica por calefacción solar y por ahora la cosa se resume en que gran parte de nuestro habitat está ocupado por la obra. Merece la pena, incluso el hecho de que la inversión sea grande si compensa con la sensación de no colaborar en el desastre final. Por otra parte el dinero sólo vale si lo que hacemos con él nos permite mejorar, ser más felices. Os contaré los resultados, pero si son como los del agua caliente que disfrutamos hace ya unos años gracias al sol, tendré que contar maravillas.