Cafarnaum

Escribir sobre la actualidad produce interés. Matizando, escribir sobre la actualidad publicada produce interés y es por eso que el artículo sobre la corrupción en Coslada ha alcanzado en pocos días el récord de visitas en este humilde diario. A mi me parecen más interesantes otras cosas y sobre todo más agradables para eso que algunos cursis llaman el mundo interior, pero está visto que Internet en gran parte es «información basura» y hay que asumir que de una manera u otra participo del festín. SIguiendo entonces con el asunto he oído a Huélamo decir que el no tiene nada que ver con el asunto y que cree que el resto de alcaldes tampoco se enteraron de nada lo que dicho de otra manera quiere decir que ni a Huélamo ni al resto de alcaldes les importó una higa nada de lo que ocurría en su pueblo. Dicho esto siempre, respetando las palabras de Huélamo, la presunción de inocencia y tres o cuatro asunto más sin los cuales un artículo de pro no tiene el nihil obstat de lo políticamente correcto.

En el otro lado, o en el mismo, vaya usted a saber, está la demolición del PP, su voladura controlada o su reventón descontrolado. Cría cuervos… es el proverbio que mejor pinta lo que pasa. Cuatro años con la boca llena de mierda, a ver ahora quien se la limpia a algunos. Me recuerda a IU, o más atrás al PC cuando empezaron los descartes por falta de izquierdismo, el procedimiento de destilado político termina casi siempre en una organización anoréxica en la que los pocos que quedan desconfían de la pureza de raza del resto. Resulta ahora que Rajoy es un peligro para la unidad de España. ¡Dios mio! y puede que tengan razón, que este gallego metido a presidente de gobierno podría hacer un estropicio inmisericorde. Dice Rato que los gallegos saben soplar y sorber a la vez, será usando el culo, porque me temo que este es con lo que va por delante. ¡Qué lástima! era buen rival para la izquierda.

No sé por qué pero esta mañana me he levantado con la palabra, el nombre de Cafarnaum en la cabeza. He estado soñando mucho y se conoce que me ha pillado el alba con alguna clase de historia religiosa de mi infancia, con el curilla y su mapa de JUDEA señalando todos y cada uno de los pueblos, montes y montículos del lugar. Ahora sólo cabría ver a que lado de la muralla israelita ha caído.

La primavera es siempre veloz, no da respiro y nos lleva del sol al frío sin solución de continuidad. Apenas nos estábamos apiadando de los birmanos, pobres, azotados pora el meteoro y requetecastigados por los déspotas que los oprimen y resulta que en China se revuelven las tripas de la tierra y se traga unas cuantas docenas de miles de personas. Aquí el gobierno también es despótico, aunque homologable y como sabe que le andamos mirando ha puesto su mejor sonrisa para quedar bien ante el mundo en vísperas de la exaltación del músculo y el detrimento del cerebro. Menos mal por los supervivientes que hace 10 años hubieran muerto en medio de la desidia y de la oscuridad oficial.

Clinton no termina de darse por vencida y M. Moore anuncia ya su próxima película que yo dedico en su nombre a E. Lindo que le considera un asco de persona por haberse metido en otra ocasión con el jefe de los rifleros americanos. No he vuelto a leer a la Lindo desde entonces, desde que descubrí que no hay como la edad para convertir a un progre de finales del siglo pasado en un petardo. El amor es así Lindo, efímero: ya no te quiero.

Anuncios