Rabo de Toro

Jesús me recuerda que hace mucho que no doy alguna receta. Es verdad, como también hace mucho que no cuento historias y hace mucho que…

Hoy saldo cuentas entre viajes de ida y vuelta una vez más a los hospitales. Los padres, poco a poco, con la edad te requieren cada vez más con problemas de salud. Es así. Os prometo cuando los viajes, las enfermedades y otras miserias del día a día me dejen, algo más de dedicación a estas entregas. Que no se me quede en el tintero lo de Soraya y la ola de machismo que acompaña a cada nombramiento de una mujer para un puesto de relevancia. Y otras cosas, y otros poemas.

Para los amantes de los guisos antiguos y olvidados, una receta de Rabo de Toro (o de vaca, que no creo que la diferencia sea el sexo)

Cantidades:

2 rabos

2 cebollas grandes

2 clavos

3 zanahorias

1 hoja de laurel

2 vasos de vino blanco

4 granos de pimienta

3 o 4 litros de agua

sal al gusto

Poner los trozos de rabo en una cacerola con mucha agua fría, que les sobre, se pone a cocer y se va espumando, cuando deja de echar espuma se le añaden las cebollas enteras peladas con un clavo metido en cada una, la pimienta, el laurel, las zanahorias cortadas a lo largo en dos y peladas, el vino y la sal.

Se deja cocer destapado para que se vaya consumiendo el caldo aproximadamente 3 o 4 horas, o bien hasta que se separe el hueso de la carne, se quita el laurel y la pimienta y se pasa por el pasapurés la cebolla y la zanahoria, esta salsa se hecha por encima al servirlo.

Evitar que la carne este en contacto con el aire antes de servirla , se pone negra.