Desestructurado

Vida in itinere, desubicada y de alguna manera preñada de un aire de libertad. Recuerdo un pensamiento de ayer, un barco en medio de la encalmada, el deseo de ir en una dirección y el presentimiento de que sería imposible y que al menos si el viento no se levanta podrá divisar a lo lejos el destino, mejor dicho el imposible.
Ayer en mi cabeza era un poema, pero la noche lo reordena todo, lo hace más cabal, menos hermoso.

Haz un comentario