Yo votaré a IU

Ha empezado la campaña oficial, la que dice la ley, la que se supone que debería ser la época para comprobar quien es merecedor de tu voto. Los papeles cambiados, que es lo que más les gusta a los políticos; un Rajoy jugando la carta de la moderación y un Zapatero intentando crear tensión para animar el voto de la izquierda divina. Las encuestas a favor de Zapatero con resultado muy ajustados que es lo que necesita el PSOE para meter miedo en las calandracas de sus posibles votantes. De apagar a IU se encargan los medios de comunicación, que en este, como en otros muchos temas, transcurren por una vía absolutamente alejada de los españoles, mostrando una imagen de bipartidismo inexistente que confronta como únicos modelos el de un Solbes rocoso, seguro y con el aval de una economía que lleva cuatro años con muy buena salud, y un aprendiz de brujo como Pizarro que casi sale humillado del encuentro con su propia demagogia.

Yo votaré a IU y lo haré con el convencimiento de que solamente habrá avance político, social, si el próximo gobierno es de izquierdas y no está hipotecado por partidos nacionalistas que aplican siempre una mirada torcida sobre los asuntos generales del estado.

Yo votaré IU sabiendo que es un partido roto, pero con la esperanza de que mi voto ayude a superar esa quiebra.

Yo votaré IU porque es republicana, y lo manifiesta sin tapujos.

Yo votaré IU porque denuncia el concordato y propugna acabar con la iglesia dentro de los colegios, quitar de una vez por todas las manos de los curas del estado.

Yo votaré IU porque se enorgullece de su carácter socialista y ecologista y feminista y no reniega de haber bebido en las fuentes del comunismo español que fue una de las fuerzas que con más coherencia lucharon en la noche del franquismo.

Yo votaré a IU porque se opuso a la entrada de España en la OTAN, a los bombardeos en los Balcanes, a la guerra de Irak, al terrorismo de los GAL y a todas y cada una de las manifestaciones de violencia en las que el estado es el promotor.

Yo votaré a IU porque estoy convencido que la utilidad del voto reside en votar a favor y no en contra y porque el cálculo electoral es regate corto.

Yo votaré a IU porque deseo que España se organice de manera confederal.

Yo votaré a IU porque pide que los emigrantes puedan votar y no sólo trabajar.

Yo votaré a IU porque defiende una ley del aborto que realmente defienda a las mujeres.

Yo votaré a IU porque ha demostrado estar siempre al lado de los pobres.

Yo votaré a IU porque garantiza los derechos de los trabajadores y los representa.

Yo votaré a IU porque quiero que mi voto sea libre, rebelde.