Tormenta política

Se desató la tormenta con la exclusión de Gallardón de las listas del PP. Para los seguidores de los medios de Prisa, la noticia es muy relevante. Yo soy escéptico, pienso más bien que los que no están no suman ni restan de forma significativa en política, y si Gallardón se queda calladito su ausencia no será muy relevante electoralmente. Luego está la gran mentira de la supuesta moderación del personaje, leyenda creada en las ascuas de Prisa y alejada de la realidad como pocas. Lo peor, los peores parados, los madrileños, despechados, olvidados, utilizados e incluso los de la capital a riesgo de ser gobernados por Ana Botella. Todo puede empeorar, de todas maneras habrá que esperar algunas encuestas para ver el «efecto» de la noticia.

Me llamó la atención la respuesta de Rajoy diciendo que él solo da cuentas ante los españoles ¿? Cada vez el personaje es más patético e incomprensible y su falta de rigor político más evidente. La pelea de los gallos madrileños se ha crecido al calor de su más que previsible fracaso, aunque nadie tenga huevos de decirlo en alto.

“En política hay enemigos, enemigos a muerte, y compañeros de partido…”

Haz un comentario