Pantomimo

Os regalo una palabra, por si andáis escasos, por si queriendo decir, no sabéis como y os quedáis mudos, absortos, pasmados con la boca preparada y el alma desprevenida. Os regalo una palabra de tantas, aunque no una cualquiera, larga y hermosa, que os ayude si estáis solos o con ganas de no saber lo que ocurre ahí fuera. Os regalo una palabra para que os acordéis de mi, como yo me acuerdo de aquella mujeruca que me regaló un chiste en la calle Orense, una palabra que os asalte y os conmueva, os perturbe, os inquiete, que os haga pensar y si os descuidáis sentir, una palabra que suene en vosotros, en vuestras cabezas, en vuestros corazones.

 

Os regalo una palabra y os digo que os quiero, porque me leéis, silenciosos y eso me agrada y me altera y me parece imposible, inimaginable y me hace pensar que al final estamos tan solos como somos capaces.

pantomimo.

(Del lat. pantomīmus, y este del gr. παντόμιμος, que lo imita todo).

1. m. Truhan, bufón o representante que en los teatros remeda o imita diversas figuras.

(De www.rae.es)