Un breve análisis

Todo queda como hasta ahora, o casi y es que la política española desde hace años es una cuestión milimétrica lo que a juicio de los sesudos es bueno para la democracia. (sic)

Luego están las cosas de cada pueblo. En Madrid el PSOE embarranca definitivamente. Lo mismo se deciden ahora a intentar algo mejor que mandar paracaidistas o presentar una y otra vez a Simancas. El PP canta victoria cuando sus mejores resultados se los da un hombre odiado en el partido como es Gallardón. Los políticos son unos cínicos, Rajoy sabe que le ha ido mal y sin embargo pone cara de victoria, Pepe Blanco habla de más poder aunque no especifica para qué lo quieren y los corruptos salen reforzados. Panorama poco halagüeño, salvo en Soto, mi pueblo, donde mis ex-compañeros de partido han cosechado una sonora derrota y se quedan fuera. Me alegro, es mi sentimiento más profundo y me reconocilia que la política tenga algunas reglas invariables como son el castigo a la desunión y los personalismos. Al final 8 para el PP y 5 para el PSOE, es decir como hasta ahora, pero todos en dos rediles. Normalización política, así lo llaman.

Me llama la atención Galicia, pero me pilla lejos y no soy capaz de aventurar si es rebufo de las autonómicas o el PP pierde fuelle en la tierra de Fraga y lo de Cataluña es sintomático de hastío electoral que preocupa.

Los de IU mejor de lo esperado, con buenos resultados generales y más de un millón de votos, como siempre bastante desaprovechados en candidaturas sin representación, pero tengo la sensación de que han sido refugio de muchos que como yo se sentían desamparados políticamente.

Ahora a esperar un poco y ver cual es la matraca que nos espera en los próximos meses.

Anuncios