Lisboa

He vuelto y sin apenas tiempo solo unas líneas para dejar constancia de que Lisboa es una ciudad espléndida, tranquila donde he podido relajarme a orillas del Tajo que por allí juega a ser mar. Buscaba bacalao y me encontré con una arroz con gambas y congrio que me pareció sublime. No hay que buscar, las cosas salen a tu paso o te esquivan.