Reanimación

Las operaciones de reanimación han surtido efecto y mi ordenador ha vuelto a la vida; renovado, liberado, de estreno, sin las ataduras de Windows, corre sobre Linux-Ubuntu y por ahora salvo problemillas con la impresora, parece que todo marcha.

La última palabra sobre la vida está claro que nunca se sabe cuando se dirá. Sigo conectado.