Un viaje de negocios

Barcelona sigue siendo una ciudad acogedora, o a mi me lo parece. Bullicio de motos y bicicletas y unos alrededores horrorosos con una fealdad que se agiganta con las obras públicas. Es verdad que contar con la compañía de Mavi resalta las bondades de cualquier sitio y eso es lo que me ha pasado a mi estos últimos días, en los que he tenido que ir a trabajar a Cataluña. Castelldefells, Barcelona, Mataró.