Nocturno

La noche me acoge silenciosamente

me acuna pero no me duerme.

Pasan las horas como un susurro de mar

desconocidas, misteriosas,

mientras cuido de las estrellas

velando vuestros sueños.

Dormir tranquilos que yo velo

bajo la bóveda inmensa de la noche.

Soñar con playas que os reunen

librar batallas interiores

que no os pasará nada.

Guardián alerta hasta la madrugada

después panadero.

Dormir tranquilos

que vuestros sueños velo.