Cogiendo puntos

Recuerdo que cuando yo era pequeño se cogían puntos a las medias; eran tiempos algo más apretados en lo económico y sobre todo había una cultura de cuidar las cosas lo más posible. Un punto suelto acababa por desbaratar un buen par de medias, así que lo primero pegarlas con esmalte y luego remendarlas con un buen nudo que no se notara, cogido sobre un tenso bastidor (en otra versión «un huevo de madera») bajo una potente luz .

Yo hoy he tenido uno de esos días en los que con paciencia y un tenso bastidor (antes «huevo de madera») he andado cogiendo los puntos que llevaba rotos en mis medias, no sea que la vida se haga larga y las necesite muchos años. Visita al notario para ir cerrando capítulos con mi antiguo socio y comienzo de las vacaciones.


Loyola de Palacios ha muerto hoy; como uno más de nuestros patriotas más convencidos lo ha hecho en EEUU en una clínica privada. No puedo remediarlo, me jode. Cuanto más se arropan en la bandera, más huyen de la patria cuando el zapato aprieta. Bye Loyola.