Claridad

En cantidad de ocasiones las respuestas se nos ofrecen sin esfuerzo, nítidamente y sin apenas necesidad de hacer la pregunta. Son ocasiones contadas y al menos en mi caso en situaciones muy particulares de conciencia, pero son momentos especialmente lúcidos en los que el sentimiento es de una capacidad superior.

No siempre ocurre.


Ha muerto Pinochet, en su cama, como Franco, sin pagar por lo que hizo.


Pedro nos desgranó ayer en la cena su repertorio de agravios. Me pareció un hombre airado, me vi en él reflejado hace años, cuando tuve la sensación de ser injustamente tratado por quienes me explotaban. Mi consejo ha sido el cinismo, pero lo mismo su suerte mejora si finalmente deciden acabar con su contrato.
Se acaban de ir María, Jose y familia. Largo puente en casa, charlando o simplemente viviendo.
Reunión de amigos alrededor de la mesa en el Casón Araceli en San Agustín de Guadalix. Buena comida sin ser excepcional y desde luego por debajo del precio que cobran. El vino, un crianza de Rioja si merecía la pena y la merluza a la espalda estupenda aunque a mi gusto le sobraron dos o tres minutos de horno. ¿Para cuando una carta de cafés? Nos conjuramos los seis para el año que viene en La Rioja con la intención de intercambiar parejas. Parece un buen reto.