Una peli con final feliz

Ortega ha ganado en Nicaragua y la izquierda se ha puesto de acuerdo en Cataluña. Mañana los Estadounidenses deciden su Congreso y su Senado y las posibilidades de que los demócratas ganen al menos en el Congreso son importantes. Es el reflujo. El 3 de diciembre les toca a los Venezolanos y no se vislumbra que Chávez este en la cuerda floja. Para España la siguiente es en Mayo con locales y yo el miércoles he quedado con los ex-compañeros de IU para hablar de mi pueblo. Todo está conectado, todo tiene sentido si se mira globalmente, lo que falta es que al final todo el esfuerzo se convierta en algo nuevo. Esto último seguramente es solo un sueño, un quimera.


María me propone trabajar juntos en un guión. Hablamos del cogollo de la historia y comprobamos que la mirada es divergente, para ella el amor triunfa, en el mio fracasa. Me apetece escribir a cuatro manos, aunque sea una peli y no un libro y aunque triunfe el amor. Esto último es una boutade, pero me apetecía decirlo. Tendremos que echar mano de la tecnología para vencer la distancia y de Coral para saltar el desconocimiento pero el reto promete diversión, así que como no hemos quedado en nada, la emplazo desde esta plaza pública a poner piedras en los sillares.