Vuelta a empezar

Entre pitos y flautas se nos han colado las elecciones al parlamento catalán casi sin darnos cuenta. Más lejanas y sin embargo muy próximas han sido las que han enfrentado en Ecuador a Noboa por el lado oscuro y Correa de entre los izquierdistas. habrá segunda vuelta y ya se oyen las voces descalificantes para Correa por ser amigo de Chávez. Ecuador es, casi casi, uno de esos estados fallidos de África, así que es dudoso que el ciudadano Noboa, denominado como mayor fortuna del pais pueda hacer algo por él.

Aquí en el rincón noreste de la patria las espadas están en alto y las encuestas mayoritariamente dan el triunfo a CiU, salvo la de la SER que pronostica una ajustada victoria del PSC (No os creáis ni unas ni otra, basta con sesgar ligeramente la ruta para que los dos resultados sean posibles). Tanto da. El PSOE preferiría que ganara CiU y que el PP quedara como última fuerza política. El PSE quiere ganar y reeditar el tripartito. Mis amigos y compañeros de Iniciativa per Catalunya parece que subirán, aunque no lo que a mi juicio sería lo justo por su trabajo. Estaremos atentos.


Este verano recogí unas flores preciosas en la playa de Bolonia en Cádiz de estas que crecen en los arenales frente al mar. Merecía la pena intentarlo y lo he conseguido. Acostumbradas a una vida de arena, sol y sal, la mayoría de las semillas que he plantado aparecen ahora como finas promesas de una hermosura. Me gustaría dedicarme a mmis geranios, pero recuerdo la cara espeluznante de Arias Navarro retirado a cuidar sus geranios y se me ponen los pelos como escarpias.

En todo caso empiezo a tener más plantas que sitio para almacenarlas y me temo que debería tener que reflexionar sobre si esto tiene sentido, o una vez más me estoy excediendo en la propuesta. Por ahora voy a aguantar el tipo a ver que pasa.
Me chismorrean de unos amigos ecuatorianos que vinieron hace años con nuestra intercesión a trabajar a España, que su relación como pareja es más que tormentosa. Caray, sumar a las dificultades normales, las de la pareja, parece un despropósito grande, pero los sentimientos no se paran en barras, lo se por experiencia y o amas sin medida o el odio te come hasta el sentido común.