Bella flor de chimenea apagada

La política hace extraños compañeros de cama y ayer hemos visto como grupos de todo el espectro político con representación parlamentaria, se unieron para mandar a paseo al PP con su insistencia sobre la mano negra del 11 de marzo. No soy yo muy amigo de estas bacanales pero un punto de razón tienen al intentar evitarnos a los españolitos de la nómina, el semanal espectáculo de Zaplana, insinuando que el atentado es culpa del PSOE. ¡Basta ya!¡Nunca mais! Y mientras los locales se entretienen ayudando al Mundo a aumentar sus ventas entre el electorado conservador, en Tailandia los militares han dado un golpe de estado como quien te da las buenas tardes, se han cargado al gobierno y han agitado a un rey pelele que tienen para estas ocasiones, sin que la «comunidad internacional» se haya ni siquiera enrojecido. Cierro los ojos, los abro, los cierro de nuevo y me doy cuenta de que no es sueño sino realidad cruda. Me voy a mi pequeña biblioteca particular, busco modos decentes de llegar al poder según los cánones occidentales, y no me encuentro la entrada golpe militar. Así que tenía razón, los golpes militares se critican depende de quien los dé y en este caso la clave nos la ofrece un periódico de estos que se llaman financial algo y que explica que hacía falta cambiar al anterior por razones económicas. Santas y buenas, ahora se entiende todo, incluso lo de Chávez que ha dicho que Bush es un demoño azufroso. Chávez también dió un golpe militar, asonada queda más bonito, pero aquel estuvo muy malamente visto, claro que Chávez está mal mirado incluso cuando gana las elecciones, cosa esta que tiene por costumbre últimamente.
Iñaki el sabiondo en su telediario diario, anuncia que va a entrevistar a un señor mejicano que sabe un montón de la política de aquél país y en su línea habitual le hace una pregunta con mochila, de esas que solo tienen una respuesta o hacerse el longuis. «No es verdad que el candidato de la izquierda es malo malísimo y culpable de todo por no doblegarse…» y el señor, muy mejicaaano, muy seeerio le responde: «decir que el culpable de todo es Cárdenas es una solemne estupidés…» Me descojono y me alegro de que de vez en cuando aparezcan «bellas flores de chimenea apagada».


Contestando a Mavi, no sé si se quemará el bizcocho o triunfará el amor por encima del tiempo, yo esperaba manos negras para terminar la historia.Gracias a Nacho y María por sus comentarios al cambio de imagen y lamentos a los que como Raquel con el nuevo estilo han dejado de poder leer las chorradillas o a los que comentan y no ven reflejadas sus aportaciones. Me gustaría decir que son cosas del directo, pero más bien son cosas de un hacer mio asaz chapuza y que prometo corregir del mismo modo que prometí amor eterno a la patria, el día de mi jura de bandera en Campo Soto,Cádiz.Sigo con las aportaciones de lo escrito por mi en los años 70, 80 y 90, pero es lento y ya sé que casi todo es poco presentable, pero que queréis, asi era, así me he de mostrar.